Y por fin......Llovió en Desojo

Image

Se estaba haciendo largo el período de sequía en Desojo. A pesar de las frecuentes visitas a Villanueva el agua se resistia a caer. Pero el miércoles, 25 litros por metro cuadrado, regalaban al campo, la posibilidad del comienzo de otro ciclo de la vida y de los alimentos. La colza podrá nacer, el trigo y la cebada se sembrarán, las olivas crecerán.

 El hablar del tiempo, no es solo algo recurrente para romper el silencio en los ascensores, en nuestros pueblos, su observación, era una necesidad. Recuerdo a mi padre, quien antes de ir a dormir, siempre salía a la calle para ver como quedaba la noche. Hoy con tanto móvil, y otros medios de comunicación nos da el tiempo al minuto.  

 De todas formas, los hombres del campo me comentan que el tiempo no es lo que era, los cultivos se retrasan, los rios y alcantarillas no llevan agua en pleno Octubre, temperaturas altas para la época, que hacen retrasar la floración, las perdices con problemas para la supervivencia, las abejas se mueren, y por supuesto menos producción de aceitunas.

Llueve menos y cuando llueve lo hace a lo grande, (septiembre siempre se ha dicho que rompe puentes o seca fuentes), gotas frias, lluvias torrenciales, inundaciones por doquier, no es el caso de Desojo, aunque si nos retraemos a la historia, recuerdo en los primeros años de los años 60 (1961) del siglo pasado, a finales de Septiembre, empezó a llover como si se quisiera repetir el diluvio universal. El agua bajaba por la plaza con una velocidad  y cuantia que sobrecogía. El puente de San Miguel no se podía atravesar. Varios niños desojanos (Rosi, Federico y Gloria Pérez, Luis Alvarez y Toñin Alegria), tuvieron que refugiarse en una choza en el alto de la Cruz. En aquella época en la plaza había una casa, la de Ricardillo, por lo que  encajonaba más el agua, dándole más velocidad y peligro, lo que producía que en las casas de enfrente , Eguilaz, la planta baja se inundase, y hasta los gorrinillas tuvieran que refugiarse en las plantas superiores.

La sequía actual, parece ser que ,tiene relación con el cambio climático, sin embargo muchos expertos nos hablan de la correlación cíclica  que registra el clima mediterráneo. Cada 10 años hay una sequía ( si estudiamos la historia, la Biblia nos habla, en la vida de José, ciclos de 7 años) y lo que podemos decir es ,que la que hubo entre 1991 y 1995 fue más grave, pero lo que sí es cierto es que el cambio climático agrava la escasez de agua. Recuerdo que en 1988-89 estuvo prácticamente dos años sin llover, lo que motivó restricciones de agua y busca y conducción de nuevos acuíferos.

Aunque no lo parezca, me recuerda mi amigo Victoriano, que este año el río por el Puente de San Miguel tiene agua, sin embargo en 2012, llegó a secarse.

La importancia del agua es tan grande, que se habla ,del que tiene el agua, domina el mundo o que la III guerra mundial será por el agua. La riqueza del agua, en agricultura o turismo, creo que no se puede discutir. En otro momento ya escribí sobre las formas del riego en Desojo. Paso envidia cuando viajo por tierras muy secas y tienen unos regadíos hermosos, mantenidos solo con girar una llave, que les proporciona un chorro inagotable de agua, del subsuelo, a precios, casi regalado, mientras en Desojo poca y trabajosa.

Bienvenida la lluvia!!!!!!!

Poli Yániz Eguilaz

 

Últimas entradas